Medidas asumidas por el TSE para garantizar la paridad son débiles e insuficientes, según organizaciones de mujeres


img 34

La Paz, 17 de octubre de 2019 (CM).- Para la Coordinadora de la Mujer, red de 21 organizaciones de mujeres de todo el país, las medidas asumidas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para garantizar la paridad y alternancia en las listas de candidaturas, rumbo a los comicios del 20 de octubre, son débiles e insuficientes. A fin de no retroceder en una conquista histórica de las mujeres, la Coordinadora todavía aguarda una respuesta oficial del ente electoral a las solicitudes de información que le envió sobre las acciones concretas que tomó para asegurar la paridad y alternancia y qué sanciones aplicará a las organizaciones políticas que la incumplieron.

Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, sostuvo que tanto las organizaciones políticas como el TSE tienen responsabilidad en este incumplimiento. “Por un lado, la Ley N° 1096 establece la obligatoriedad de las organizaciones políticas de cumplir el criterio de paridad y alternancia en sus listas de candidaturas y, por otro, el TSE tiene la obligación de hacer cumplir la ley; sin embargo, las medidas que asumió este último hasta ahora han sido insuficientes, habiendo un mandato constitucional al respecto y un conjunto de normas electorales que rigen este proceso”.

El pasado 17 de septiembre, la Coordinadora de la Mujer remitió una carta a Sala Plena del TSE para poner en su conocimiento los resultados que había obtenido su campaña #Protagonistas: Paridad-Poder-Juventudes, tras un análisis de las listas de candidaturas habilitadas y candidaturas sustitutas, y manifestarle su preocupación porque ocho de nueve organizaciones políticas habían incumplido la paridad y alternancia. En ese sentido, le solicitó “verificar el estricto cumplimiento de los criterios de paridad y alternancia entre mujeres y hombres en las listas de candidaturas”, de acuerdo a lo establecido en el numeral 6 del artículo 23 y 16 del artículo 24 de la Ley N° 018 del Órgano Electoral”.

Asimismo, solicitó a Sala Plena “notificar a las organizaciones políticas para que subsanen en un plazo inmediato el cumplimiento obligatorio de los criterios de paridad y alternancia en las listas de candidaturas presentadas”.

Posteriormente, la Coordinadora solicitó dos reuniones a las principales autoridades del ente electoral. “Nos hemos reunido con tres vocales para hacer conocer nuestras observaciones. Entendemos que el TSE verificó, por su parte, este incumplimiento; a pesar de ello, tomó dos medidas sumamente débiles: exhortó a las organizaciones políticas a cumplir con la sustitución de candidaturas y –también por presión de las organizaciones de mujeres– emitió una nota ampliando en tres días el plazo para el cumplimiento de la paridad”.

En las últimas horas, en declaraciones a radio Panamericana, el vocal Antonio Costas sostuvo que “nosotros, como Órgano Electoral y por mandato legal, hacemos el control al momento en que los partidos políticos presentan sus listas de candidaturas y tenemos la facultad de rechazar esas listas durante ese periodo. Ese periodo ha concluido y no podemos aperturar una nueva acción al respecto”.

Cabe mencionar que el artículo 23, numeral 6, de la Ley N° 018 del Órgano Electoral establece como una de las obligaciones del TSE “Verificar el estricto cumplimiento de los criterios de paridad y de alternancia entre mujeres y varones en todas las fases de presentación, por parte de las organizaciones políticas de alcance nacional, de las listas de candidatas y candidatos”. A su vez, el artículo 24, numeral 16, señala como una de sus atribuciones “Verificar el estricto cumplimiento de los criterios de paridad y de alternancia entre mujeres y varones en todas las fases de presentación, por parte de las organizaciones políticas de alcance nacional, de las listas de candidatas y candidatos”.

En ese sentido, las organizaciones de mujeres de todo el país se encuentran expectantes ante una respuesta del TSE respecto a las medidas concretas que asumió para asegurar que las mujeres del país puedan participar en el actual proceso electoral en igualdad de condiciones que los hombres, en el marco de la normativa vigente, y qué sanciones aplicará a las organizaciones políticas que vulneraron este derecho, resultado de una larga lucha del movimiento de mujeres de Bolivia. Las solicitudes de información fueron cursadas el 20 de septiembre y el 1 de octubre del año en curso.

“Estamos viendo que la participación política de las mujeres se convierte en una oferta demagógica y no en un verdadero compromiso programático”, lamentó Novillo.

Actualmente, Bolivia ocupa el tercer lugar en el mundo –después de Ruanda y Cuba– en representación política de mujeres; es el tercer país del mundo con mayor representación de mujeres en la Cámara Baja (50,7% respecto a la presencia de hombres).





coordinadora

idea
CON EL APOYO DE
suecia