Jóvenes ya no quieren ser “un relleno” en la política boliviana; quieren ser protagonistas




Marco, Grecia, Gabriel, Patricia y Jessica son jóvenes bolivianos que, como muchos, se sienten autoconvocados a participar de la política boliviana ya no en condición de “relleno” de los espacios de poder, sino como protagonistas del mismo. Cuando Bolivia se encuentra en puertas de un nuevo proceso electoral, ellos hacen escuchar sus voces a través de la campaña #Protagonistas: Paridad-Poder-Juventudes, impulsada por la Coordinadora de la Mujer e IDEA Internacional, con el apoyo de la Embajada de Suecia.

Gabriel dice “creo y siento que me hace un llamado el mundo”, mientras que Ángel aspira a que las y los jóvenes bolivianos “ya no sean vistos como un relleno en la política, sino como verdaderos actores del cambio”.

Como estos dos jóvenes, Marco, Grecia, Patricia y Jéssica coinciden en señalar la necesidad que tienen las juventudes de ser incluidas en espacios de decisión, en la perspectiva de participar en la gestión de Estado y, consecuentemente, en la construcción del país.

La participación política activa y protagónica es una de las demandas planteadas en la Agenda de Propuestas de Políticas Públicas desde las Juventudes, un documento que recoge las visiones, inquietudes y propuestas de l@s jóvenes con una perspectiva de mediano y largo plazo. Dicho documento fue elaborado durante un largo proceso –pero altamente participativo– en el que se articularon las voces de representantes juveniles de Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Beni y La Paz en torno a siete ejes: 1) Desarrollo humano integral; 2) desarrollo económico sostenible; 3) desarrollo científico y tecnológico; 4) armonía con la naturaleza; 5) despatriarcalización; 6) gobierno e institucionalidad; y 7) derechos con inclusión social.

En el eje 6, las y los jóvenes plantean “promover la participación de las juventudes y sus organizaciones en los procesos de planificación nacional y subnacional, integrando sus visiones y propuestas en las prioridades de los planes, programas y proyectos correspondientes. Estimular la participación de las jóvenes y los jóvenes en los procesos de reflexión política, así como en los procesos de planificación y gestión pública”.

El 19 de julio, las organizaciones políticas entregaron al Tribunal Supremo Electoral (TSE) 2.668 candidaturas, de las cuales un 13% correspondía a postulantes de entre 18 y 28 años de edad. Aunque dicho porcentaje representó un incremento de un 1% respecto a los comicios de 2014 (12% de candidaturas juveniles), resulta significativo cuando se considera que más jóvenes ingresaron a la contienda electoral como candidat@s titulares. Mientras en 2014 solamente el 39% de las candidaturas jóvenes estaba en posición de titularidad, este 2019 dicho porcentaje ascendió a 46%. Actualmente, las juventudes aguardan que la sustitución de candidaturas inhabilitadas por el ente electoral conserve estos avances alcanzados por este segmento de la población boliviana.





coordinadora

idea
CON EL APOYO DE
suecia